Ineedit blog

El espacio donde reflexionamos y compartimos nuestros puntos de vista sobre la innovación, el diseño y los estilos de vida y consumo.

 

Volver a la web de Ineedit Creative Innovation Lab

El usuario es la clave para adaptar las gamas a la nueva situación del mercado

15/10/2012  © Ineedit / José Antonio Gago

 

Tras un largo período de bonanza en el consumo de productos, la gran mayoría de las empresas se encuentran con una gama-cartera de productos desproporcionada y no siempre alineada con las necesidades actuales de su público objetivo. Esta situación está agravando enormemente la situación de muchas empresas, ya que están incurriendo en unos grandes gastos de producción y comercialización. Urge por tanto actuar y hacerse un replanteamiento de la oferta de producto.

En Ineedit creemos que se debe volver a los orígenes, cuando las empresas eran reconocidas por un producto o tipologías de producto concretas, en los que alcanzaban la excelencia y el reconocimiento del mercado. No en vano la evolución de nuestra especie se ha basado, a lo largo de los siglos, en el refinamiento y evolución de los productos. Desde el arado a los medios de trasporte, pasando por el botijo, cada generación iba mejorando los productos utilizados e inventando nuevos. Antiguamente, la gran mayoría de las mejoras y evoluciones de los productos eran implementadas por usuarios que “sufrían” el uso de dichos productos. El boca a boca, propagaba las mejoras de un lado a otro. Hoy día a ese fenómeno de implicar al propio usuario en la concepción de los productos le llamamos CO-CREACIÓN.

Las empresas deben hacer un esfuerzo por conocer bien el usuario al que se dirigen, observar sus estilos de vida y analizar que necesidades pueden satisfacer mediante su tecnología, su “know how” y su distribución. A partir de esta información es cuando se puede trazar una nueva estrategia de producto, que generalmente debería desembocar en una especialización en determinadas tipologías de producto, en los que la empresa vuelque todo su “know how” y su capacidad innovadora para alcanzar la excelencia y el reconocimiento del mercado.

La extensión de las gamas de producto debería centrarse en crear accesorios y productos relacionados que permitan por un lado, al usuario adaptar el producto principal a sus necesidades concretas, y por otro lado, a la empresa generar nuevas líneas de negocio paralelas. El caso mas extremo sería Apple, que ha puesto en evidencia al resto de fabricantes de teléfonos móviles con un solo modelo, rodeado de un universo de accesorios y servicios relacionados, que son los que realmente aportan valor al usuario.

Opinión